Compartir

Detalles del nuevo Samsung Galaxy S9

Todavía estamos leyendo análisis del iPhone X e incluso el Galaxy Note 8, Samsung estaría trabajando ya en el  Galaxy S9, el gigante coreano tendrá importantes novedades para el usuario. Aunque no se han mostrado detalles del posible aspecto estético del smartphone, sí se han filtrado, en clave de rumor, aspectos sobre sus prestaciones. La primera de las novedades es que el usuario desbloquea el móvil.

El dispositivo vendría equipado con un sistema de desbloqueo del móvil mediante el iris que mejoraría notablemente lo ofrecido por Samsung hasta la fecha. El fabricante sigue defendiendo que el iris sigue siendo la manera más segura de identificar al usuario y por ello continúa apostando por este sistema, hay varias formas de  desbloquear los móviles (ordenados de menos a más seguras): mediante identificación facial, PIN o patrón, reconocimiento de huella y finalmente, reconocimiento de iris.

Sin embargo y pese a las opciones disponibles, el usuario no acaba de reconciliarse con las dos últimas en sus terminales: la identificación mediante huella por la ubicación del lector (queda en una posición alejada) y el desbloqueo mediante el iris porque no es muy preciso y obliga al usuario a mirar frente al móvil abriendo mucho los ojos (nuevamente, una posición forzada).

Apple demostró una vez más su histórica capacidad de hacer fácil lo difícil, presentando el FaceID, una única forma de desbloquear el móvil mediante el rostro que equipa el iPhone X.

El nuevo sistema de reconocimiento que equiparía el Galaxy S9 funcionaría sin problemas en condiciones de poca luz y cuando el usuario llevara gafas o moviera los ojos, y como hemos apuntado, Samsung sigue apostando por esta forma de desbloqueo como la más segura posible.

Pero esta no sería la única novedad del equipo, y es que otro rumor paralelo sugiere que, además del iris, el nuevo modelo podría equipar un lector de huella integrado en la propia pantalla del terminal, además de contar con una pantalla infinita.

 

Pero aquí no terminan las novedades, puesto que también se espera que el nuevo Galaxy podría equipar un chip Qualcomm 845, que entre otras funciones, soportaría la carga ultra rápida Quickcharge 4, podría cargarse por completo en menos de una hora, aunque para salir de un apuro, en media hora se podría tener carga suficiente para acabar el día.

Dejar un Comentario