Compartir

Los juguetes preferidos de los niños en esta Navidad

Navidad es sinónimo de juguetes. Los traen los Reyes Magos, o Papa Noel los entra por la chimenea. De la forma que sea, hacen que los más pequeños estén siempre esperando ese gran momento y, no nos engañemos, de los mayores también. 

Muñecos, juegos de mesa, coches, espadas, pelotas, bicicletas… la oferta es muy variada y cada niño tiene sus gustos.

 

Entre toda la gama de posibilidades, cada momento tiene sus productos estrella, Walmart la minorista más grande en el mundo, con 11.000 tiendas repartidas en 28 países bajo 65 marcas -, Toys ‘Я’ Us y los “juguetes estrellas” a partir de las novedades que han presentado los propios fabricantes.

 

Aunque no se espera ningún gran éxito como el de La Patrulla Canina hace un par de años, hay algunos juguetes en los que coinciden los distintos análisis.

 

Los Hatchimals, esas mascotas parecidas a los Furbys y que nacen de su propio huevo, no son nuevos en el mercado, pero todos coinciden en que van a mantener su tirada entre los más pequeños.

 

Los PJ Masks parecen haber tomado el relevo de la Patrulla Canina tanto en los canales infantiles como en las preferencias de los niños y niñas de entre 2 y 6 años. Las aventuras de Gatuno, Buhita y Gekko están triunfando y sus productos ya están entre los más demandados.

 

La TV influye mucho en las peticiones de regalos. Por eso Ladybugtambién ha subido como la espuma. Su público es un poco más mayor (entre 6 y 8 años) y pueden tener un pack con los muñecos de Ladybug y Cat. El intercomunicador, una especie de teléfono con el que se puede hablar con hasta nueve personajes de la serie, fue uno de los regalos más demandados en 2016 y este año parece ir por el mismo camino.

 

La Chrono Bomb es un juego que lleva a los participantes a convertirse en agentes secretos cuya misión pasa por desactivar una bomba. Se puede personalizar el circuito cambiando de ubicación las pinzas y las cuerdas que hay que esquivar para llegar al final del camino.

 

El Feber Mad Racer ofrece emoción a raudales para niños y niñas de más de seis años. Giros de 360 grades y derrapes controlados garantizan muchos buenos ratos en el parque o en la calle.

 

Dobble es un juego de cartas donde es necesario tirar de agudeza visual y rapidez de movimiento para alzarse con la victoria. Se trata de un juego con más de 50 símbolos repartidos en 55 cartas. Cada una de ellas solo repite un símbolo… y hay que encontrarlo antes que el rival.

L.O.L. Surprise, unas bolas que incluyen una muñeca sorpresa, han sido el segundo juguete más vendido hasta noviembre, solo por detrás de los Baby Pelones. Existen muchos modelos diferentes y su particularidad es que vienen en un huevo sorpresa, por lo que los niños y las niñas no saben cuál les va a tocar.

 

Los clásicos siempre vuelven. Playmobil, Lego, La Patrulla Canina, Enchantimals, Pin y Pon, Nenunco o las infalibles Barbies regresaran esta Navidad para convertirse en parte importante del pastel. Sus casas, vehículos, accesorios… no dejan de ser una fuente importante de ingresos para las grandes marcas.

 

Y luego está Star Wars. Con el estreno de los últimos Jedi, la enésima parte de la saga estelar, regresa todo el merchandising vinculado a la marca, de la que Disney explota actualmente los derechos. Naves para construir, muñecos para recrear batallas, videojuegos, mochilas, sábanas… cualquier excusa es buena para colar a alguno de los personajes.

 

Dejar un Comentario