Compartir
La escala de grises en el celular ayudaría a reducir el uso de este dispositivo

La escala de grises en el celular ayudaría a reducir el uso de este dispositivo

Modificar la pantalla del celular para hacer que solo podamos ver grises puede reducir la adicción al teléfono móvil, disminuyendo así el impacto visual del dispositivo.

El experto en ética de la tecnología y exempleado de Google Tristan Harris fue uno de los primeros en promover esta tendencia a mediados de 2017. Su idea es hacer que el teléfono sea menos estimulante.

Tristan Harris ha dictado varias charlas en las que hace referencia a las estrategias que usa para depender menos del celular y en cómo las compañías tecnológicas usan estrategias para «controlar» nuestras mentes.

Por su parte Thomas Z. Ramsoy, director ejecutivo de Neurons, una firma con sede en Dinamarca que usa escaneos cerebrales para estudiar apps, mencionó recientemente al diario estadounidense The New York Times que es «una muy buena idea», haciendo referencia a la escala de grises planteada antes, así como quitarle el sonido al celular (o desconectar ciertas notificaciones), ya que todo esto ayudaría a dejar el dispositivo d lado.

El Centre for Humane Technology, al que pertenece Tristan Harris y otros tecnólogos, explica en su sitio web que los iconos de colores le dan a nuestro cerebro «brillantes recompensas cada vez que lo desbloqueamos».

«Configura tu teléfono en una escala de grises para eliminar esos refuerzos positivos», aconseja el organismo. «Ayuda a muchas personas a revisar menos su celular».

Max Stossel, quien trabajaba diseñando estrategias para redes sociales y actualmente pertenece al Centre for Humane Technology, le dijo a la cadena BBC en una entrevista que «cuando comprendes la neurociencia y sabes cómo desarrollar aplicaciones, puedes básicamente programar el cerebro»

Stossel lo llama la «economía de la atención» y asegura que la tecnología perfeccionará con el tiempo la manera de capturar nuestra atención. «Por eso necesitamos un cambio».

Redactado

Ruth Salazar

Dejar un Comentario