Compartir
La  mitad de los niños afganos no van a la escuela según datos  proporcionados por Unicef

La mitad de los niños afganos no van a la escuela según datos proporcionados por Unicef

Casi cuatro millones de estudiantes en Afganistán no pueden asistir a clase debido a problemas de seguridad y pobreza, al igual que por la discriminación contra las niñas existente en el país, todo esto se ha revelado un nuevo informe de la Iniciativa Global para Niños No Escolarizados del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

 

Las cifras son alarmantes el 60 % de los 3,7 millones de menores de entre 7 y 17 años privados de su derecho a la educación en el país son niñas que presentan un agravante más, ya que la discriminación de género representa para ellas un gran obstáculo en la educación.

Los escenarios más graves están ubicados en las provincias de Kandahar, Helmand, Wardak, Paktika, Zabul y Uruzgan, donde hasta el 85 % de las niñas no asisten a la escuela.

Además la falta de seguridad en las zonas de conflicto y el desplazamiento de familias debido a los combates se mencionaron como los principales motivos que contribuyeron al primer aumento en la tasa de desescolarización en Afganistán desde 2002, según detalló Unicef.

Pero existen datos alentadores proporcionados también por  Unicef, ya que un  estudio realizado por la organización arroja algunos datos positivos. Las tasas de deserción escolar, por ejemplo, son bajas, ya que el 85% de los niños y niñas que comienzan la escuela primaria terminan el último grado, mientras que el 94% de los niños y el 90% de las niñas que comienzan la secundaria inferior también completan el ciclo.

La falta de infraestructura  y las pocas maestras también generan preocupación. Los autores del informe han solicitado a las autoridades afganas garantizar entornos de aprendizaje seguros, capacitar a más maestros y mejorar la pedagogía, así como alentar la educación temprana y el aprendizaje a distancia.

 

Redactado

Ruth Salazar

Dejar un Comentario