Compartir
En el Golfo de México se encontró un santuario de mantarrayas

En el Golfo de México se encontró un santuario de mantarrayas

En el Golfo de México un grupo de estudiantes del Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, encontraron el primer gran vivero natural de mantarrayas del mundo.

Este arrecife es donde las mantarrayas pueden soltar sus huevos y las crías logran desarrollarse de manera adecuada, de hecho este santuario recientemente descubierto es el primer criadero de rayas en todo el mundo;  por ello su importancia ya que poco se sabe de la etapa juvenil de estos animales, debido a que las mantas bebé están prácticamente ausentes en casi todas las poblaciones del mundo, según los expertos.

Este hallazgo da a los investigadores la oportunidad de estudiar a los especímenes jóvenes y aprender sobre ellos, además de contribuir a la conservación y el manejo de la especie.

Gracias a los registros fotográficos tomados en la zona y a los datos de observación obtenidos, fue posible determinar que alrededor del 95% de las mantas que visitan este vivero son especímenes jóvenes que miden en promedio entre dos y siete metros de extensión.

El vivero de mantarrayas fue encontrado a unos 100 kilómetros al sur de Texas y alberga ecosistemas de arrecifes de coral saludables.

Otro hallazgo importante para los científicos fue el descubrimiento de los patrones que tienen las mantarrayas a lo largo de su cuerpo, son puntos únicos en su parte inferior que se pueden utilizar para identificarlas, tal como sucede con las personas y su huella dactilar.

En la actualidad las mantarrayas se encuentran en constante  amenazadas a nivel mundial por la pesca selectiva y la captura incidental. Las mantarrayas gigantes se enumeraron como amenazadas bajo la Ley de Especies en Peligro de los Estados Unidos en enero de 2018.

El vivero encontrado está buscando activamente un plan para expandir el área protegida al agregar arrecifes y bancos adicionales ubicados en el noroeste del Golfo de México, algunos de los cuales también son conocidos por proporcionar hábitat para las mantarrayas.

 

Redactado

Ruth Salazar

Dejar un Comentario