Compartir

Las bombillas halógenas se apagan en Europa

Las bombillas halógenas dejarán de venderse en Europa y dejarán vía libre a las LED (diodos electroluminiscentes), que consumen mucha menos energía y ya han conquistado gran parte del mercado.

Seis años después del fin de las bombillas incandescentes, lo que según expertos ya permitió ahorrar millones de kilowatts, ahora la casi totalidad de las lámparas halógenas dejarán de estar disponibles, aunque las reservas que tengan los distribuidores podrán seguir vendiéndose.

Sebastian Flet Reitz, portavoz del sindicato empresario sectorial francés, La medida, ayudará a reducir el consumo de energía para beneficio de los bolsillos de los consumidores y del medio ambiente, confirmará la hegemonía de los LED, cuya difusión ya ha «explotado«.

La bajada de sus precios, la mejora en la iluminación y el rendimiento de este tipo de bombillas, que duran más que sus competidoras, además de su reducido consumo eléctrico, permitieron que los LED se hicieran un hueco en los hogares.

La duración de una bombilla LED se estima por lo general en 15.000 horas, pero puede llegar a alcanzar las 40.000 según la agencia francesa de medio ambiente y control de la energía. Las halógenas se les atribuyen 2.000 horas de vida y a las fluorescentes compactas, 8.000.

Una bombilla LED se «rentabiliza en menos de un año«, apunta Bruno Lafitte, experto en iluminación en la Ademe.

Según la agencia, en la actualidad, los LED tienen un rendimiento energético un tercio superior al de las de bajo consumo, que siguen a la venta.

La Oficina Europea de Medio Ambiente aplaudió la retirada de las halógenas: «una excelente noticia para los consumidores y para el medio ambiente«. El organismo calculó que el consumo de una lámpara halógena resultaba 6,3 veces más caro que de una LED.

Redactado por Alejandra Rea

Dejar un Comentario