Compartir
LOS MICROPLÁSTICOS LLEGAN AL OCÉANO A TRAVÉS DE LAS COLILLAS QUE DEJAS EN LA PLAYA

LOS MICROPLÁSTICOS LLEGAN AL OCÉANO A TRAVÉS DE LAS COLILLAS QUE DEJAS EN LA PLAYA

La contaminación plástica también puede clasificarse en un nivel micro que ha podido pasar desapercibido por un buen tiempo. Pero estudios recientes han encontrado estas partículas incluso en el agua embotellada en la que tanto confiamos, y antes de ello, ya se había constatado su presencia en heces humanas.

¿Qué nos dice esto? Pues ya son más que parte de nuestra vida. Los humanos ingerimos partículas de plástico sin saberlo, y no solo a partir del agua, sino también de los animales que consumimos.

No solo la superficie, sino también el fondo de los océanos está infestado de plástico. Algunos animales, como los tiburones y las rayas, quedan atascados en grandes redes de pesca abandonadas en el agua, pero también los más pequeños que habitan la profundidad, como los cangrejos y larváceos se topan con los microplásticos.

Los microsplásticos son simplemente plásticos con dimensiones muy reducidas. Aunque cueste creerlo, muchos provienen de colillas de cigarrillo, el desecho plástico más abundante en todo nuestro planeta, conocido por su altos niveles de toxicidad.

Así que el cigarrillo no solo es malo para los pulmones y sistema respiratorio de los humanos, sino también para el medioambiente. Un estudio reciente constató que las colillas de cigarrillo que la gente tanto suele desechar en el suelo tiene un notorio efecto reductor del crecimiento de las plantas, nuestras aliadas para vivir en la Tierra.

Dejar un Comentario