Compartir
LA ERA OSCURA DE DISNEY: CUANDO SOLO ESTRENABAN RAREZAS Y FRACASOS

LA ERA OSCURA DE DISNEY: CUANDO SOLO ESTRENABAN RAREZAS Y FRACASOS

Disney es la compañía de entretenimiento más grande del mundo, y sus cifras de facturación la erigen como tal. Solo en los siete meses que van de 2019 la factoría ya ha recaudado 7.670 millones de dólares con sus películas estrenadas, la mayor cantidad jamás lograda en taquilla en un año por un estudio de cine, superando la suma que el propio Disney había conseguido poco antes en 2016.

Y eso solo contando sus películas, no los réditos de sus canales en televisión, el merchandising y por supuesto sus parques temáticos. Gran parte de su vitalidad económica se debe hoy en día a la diversidad de su oferta de entretenimiento. Disney es hoy mucho más que Disney y los remakes realistas de sus clásicos. También es Marvel, es Pixar, es Star Wars y ya es de facto Los Simpson. Sin embargo, hubo un tiempo donde este imperio también pasó por sus particulares vacas flacas, unos años a finales de los 70 y los 80 donde la Casa del Ratón firmó algunos de sus mayores fracasos en taquilla y que estuvo a un paso de dejarla sumida en una crisis económica que la habría hecho irreconocible tal y como es ahora.

Aquella época, conocida como la ‘Edad de Bronce de Disney’, o ‘Edad Oscura’para los críticos, sirvió de puente entre la Disney que hacía solo películas infantiles de animación y el gran estudio que quería hacer películas para público adulto con actores reales. En gran medida, porque se dieron cuenta tras booms como los de Star Wars, y otras cintas de éxito en los 80 como E.T. que la frontera entre los productos infantiles y adultos se estaba borrando, que ellos no habían sabido subirse a esa ola.

Esta caída a las tinieblas de Disney solo se puede explicar con la muerte de las dos cabezas pensantes que siempre tuvo la compañía en sus primeras décadas. Walt Disney falleció en 1966, y Roy, su hermano, en 1971. El Libro de la Selva (1967) fue el primer título que se lanzó sin la figura de la mente imaginativa que ha configurado buena parte del imaginario popular actual, y tras ello y la desaparición de su hermano, se sucedieron una serie de alternancias en la cúpula directiva que irremediablemente afectó a la calidad de sus productos.

Dejar un Comentario