Compartir

Emergencia por derrame de diésel en el Ártico de Rusia

Luego del derrame de unas 21.000 toneladas de combustible diésel en una central termoeléctrica en Norilsk, en el círculo Polar Ártico, el gobierno ruso decretó estado de emergencia federal. El hecho ocurrió el viernes pasado, pero el incidente recién lo conoció el Ministerio de Emergencias 2 días más tarde. Debido a la despresurización de uno de los embalses, el combustible diésel se derramó sobre el sitio industrial de la planta metalúrgica de Nadezhdinsky, una unidad del gigante minero y metalúrgico ruso Nornickel en la ciudad de Norilsk, y una parte importante de los productos petroleros contaminaron ríos locales.

Esto enfureció al presidente ruso, Vladimir Putin, que criticó duramente a los políticos de la región por la reacción tardía. ¿Vamos a enterarnos de las emergencias a través de las redes sociales? ¿Tienen un problema o algo así?», manifestó el Putin, y ahora piensa ordenar a las agencias de aplicación de la ley que emitan una evaluación legal de todas las acciones de los funcionarios relacionadas con el accidente.

El Ministro de Emergencias, Evgueni Zínichev, le comunicó a Putin que 100 toneladas de combustible han sido recogidas y la entidad enviará equipamiento especializado para trabajar en el lugar del accidente este jueves.  Según la página de Nornickel, la causa del accidente fue el calentamiento bajo las condiciones de permafrost, lo que activó los apoyos debajo del tanque de combustible.

La imagen de la gigantesca mancha sobre el río 
Ambarnaya, este miércoles al mediodía.

Dejar un Comentario